martes, 8 de enero de 2008

Poemas del libro PALABRA LÁZARO


"Palabra Lázaro"
Yaguarón Ediciones, noviembre de 2002

Reúne (junto a otros trabajos) los poemas que obtuvieron el Primer Premio Nacional de Poesía, en el Certamen organizado por la Feria del Libro de San Nicolás -edición 1998-, en homenaje a los 250 años de la fundación de su ciudad natal. El jurado estuvo compuesto or los escritores Elena Cabrejas, Celia Fontán y Carlos Penelas




BALADA DEL CONFORMISTA

"Yo tampoco he elgido
pero no me quejo..."

Wislawa Szymborska



Es verdad,
mi mano derecha
jamás empuñó una espada
y arrasó
-con la voz tronando en su filo-
las aldeas de Smolenko.
De hecho, no he sido Napoleón.

Tampoco encendí los pentagramas de la historia
ya sordo, ya hidrofágico y maloliente
en una novena novedad de sinfonías.
Está claro, tampoco he sido Beethoven.

Jamás
mi espalda sostuvo una capa de terciopelos
cuyo extremo inferior rozara los pisos de un palacio
que la lengua de un paje
(desde otros tiempo)
se empeñó en limpiar.
Es obvio, no he sido Luis XIV, ni Eduardo VIII,
ni Carlos V, ni el zar Nicolás II,
ni siquiera esa inmensa cantidad de pajes
cuyas lenguas -hoy secas-
decoran las oscuras tumbas del servilismo.

Menos aún, he combinado colores
para plasmar con un pincel
el espanto de los ojos, de la muerte y la miseria
en las frías, sangrientas, apagadas calles de Guernica.
Como verán, no he sido Picasso,
empero -y a la realidad me remito-
bien pude ser uno de esos ojos,
una de esas muertes,
una de esas miserias,
que sólo son números
en el inventario monstruoso de los hombres.

En la larga lista del no ser
bien puedo decir que no he descubierto nuevos mundos,
ni mi pie fue el primero en pisar un satélite,
ni he muerto de un tiro en un teatro,
ni mi cuello colgó de una soga
luego de que una habitación se llenara de oro,
ni siquiera escribí un poema en los manicomios de Rouen,
St. Anne, Ville-Evrard y Chezal Benoit
(poemas que -por otra parte- el fuego se empeñó en deshacer).
Nunca dejé de llamarme por mi nombre
para ser el representante de Dios sobre la tierra.
Ustedes lo saben:
no he sido Colón, ni Amstrong, ni Lincoln,
ni Atahualpa, ni Artaud, ni esa larga chorrera de papas
retozando tras los muros de Castelgandolfo.

Es verdad, no he sido.
Para atestiguarlo,
firmo con mi nombre y apellido este poema.




(del libro "Palabra Lázaro"/ Yaguarón Ediciones, 2002)


Los escritores Miguel Ángel Migliarini, Piero De Vicari y Sebastián Olaso, éste último realizando el análisis del libro, en la presentación efectuada en el Salón "Constituyentes del '53" del Museo y Biblioteca de la Casa del Acuerdo de San Nicolás, el 14 de diciembre de 2002.


Parte del público en la presentación del libro.


Los traductores de los poemas, leyendo las obras traducidas y de figuración en el poemario.

2 comentarios:

Gustavo Tisocco dijo...

Brillante Piero...
Para qué más?

Un abrazo Gus.

Latino-Poemas dijo...

Hola, me gustaría invitarle a visitar el nuevo sitio de poesía www.latino-poemas.net

Ayúdanos a compartir sus poemas :)