jueves, 8 de noviembre de 2007

Contemplación de la levedad

en el pulmón de la tarde
cae la hoja del árbol
y su resina
moja la memoria del verde

leve muy leve apenas una pluma
en los brazos del viento
va perdiendo altura
zigzagueando entre frondosas distancias
resignada a la caída
como un planeta se entrega a su órbita
de luces y vacíos

es increíble como mis ojos caen con ella
y se demoran
en el adiós de los hombres
pero es su adiós vegetal
el que muere en la tormenta
gota y sabia
en el dibujo de la lluvia
sola
ajena a todo nacimiento

cae la hoja del árbol
y entierra su nervadura de soles
donde una vez fue ceguera
júbilo
patria de raíces
aire
y semillas

del obituario hasta su nombre
solo el recuerdo grabará esta hora
solo el recuerdo
y este poema

4 comentarios:

Gustavo Tisocco dijo...

Excelente poema Piero, siempre logras que uno quede meditando...
Un abrazo enorme Gus...

Carlos Rey dijo...

No puedo evitar decirle que "reCina" va con S. Por lo demás, bueno el poema.

LuiS L3mØs dijo...

Este poema tiene mucho de filosófico amigo Piero...uno se abstrae con la metafórica descripción de la caída de la hoja.
Un fraterno abrazo
http://musica-y-poesia.blogspot.com

Anónimo dijo...

Me encanta este poema, me transmite lindísimas sensaciones.